Las poblaciones árticas y costeras del mundo podrían sufrir las peores consecuencias del incremento del nivel del mar.

  

En un nuevo informe sobre el estado de los océanos y la criósfera (hielo marino, la nieve, los glaciares), el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés) presenta un panorama muy desalentador.

A menos que las sociedades del mundo se unan para prevenir que las temperaturas globales se mantengan por debajo de dos grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, el futuro depara devastación para las ciudades costeras y las comunidades árticas.

El informe, escrito por más de 100 científicos climáticos y marinos de 36 países, detalla que se prevé que el incremento del nivel del mar se vuelva cada vez más extremo. Y esto no es algo que sucederá a futuro, ya que ha aumentado en todo el mundo aproximadamente 15 centímetros durante todo el siglo XX. Actualmente, crece más del doble de rápido, y la tendencia se acelera con el tiempo.

In
Informe IPCC océanos y cambio climático

En las últimas décadas, la tasa de incremento del nivel del mar se ha acelerado debido al aumento de las entradas de agua de las capas de hielo en Groenlandia y la Antártida. Este ritmo amenaza con remodelar el Ártico como lo conocemos y con dejarnos un septiembre sin hielo en el Ártico para 2100. Todo esto sera así si se permite que el calentamiento alcance los 2°C.

El incremento de la temperatura ahogaría a muchas ciudades costeras. Según el informe, las inundaciones de marea alta que hasta ahora se esperarían una vez cada siglo, afectarían a las comunidades potencialmente cada año. Así, es probable que algunas pequeñas naciones insulares se vuelvan inhabitables.

Si se evita el calentamiento de 2°C, el nivel medio del mar aún podría aumentar de 30 a 60 cm por encima de los niveles actuales para 2100. Pero si las emisiones continúan creciendo en lugar de caer, el nivel del mar podría aumentar entre 61 y 110 cm para 2100.

Según las advertencias de los expertos, el mundo podría perder muchos de sus glaciares. Los pequeños cuerpos de hielo ubicados en Europa, África oriental, los Andes tropicales e Indonesia perderían más del 80% de su masa actual para 2100.

Mantener el calentamiento a 1,5°C aún produciría efectos devastadores, pero serían sustancialmente menos severos y dejarían espacio para que la humanidad se adapte.

 

glaciares se derriten

 

En resumen, frenar el calentamiento global por debajo de 2°C mejoraría dramáticamente las posibilidades de que la humanidad pueda adaptarse a los efectos del cambio climático. Por encima de 2 °C, el impacto crecería demasiado y provocaría devastación.

Debra Roberts, copresidenta de un grupo detrás del informe, dijo que mantener el calentamiento global bajo control requerirá “transiciones sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad, incluida la energía, la tierra y los ecosistemas, la infraestructura y la ciudad, así como la industria”.

Fuentes:Quartz

Pin It on Pinterest

Share This