La laguna de Chullpia está situada a 4.000 metros de altura en Puno, Perú. Ahí, el oxígeno es escaso y las temperaturas descienden bastante por la noche.
Alrededor de dos millones de personas en Perú, incluidas aquellas que viven alrededor de la laguna de Chullpia, viven sin electricidad y los efectos del cambio climático ya se están sintiendo en la región, con más tormentas, heladas y sequías impredecibles.
Por si fuera poco, la agricultura insostenible ha agotado los suelos y reducido el volumen que los agricultores pueden producir.
Tras varios meses de trabajo, la comunidad de Chullpia ha logrado construir un gran panel solar flotante que le da energía a un motor que llena once reservorios de agua construidos alrededor de la laguna.

 

El agua así recogida se utiliza para regar los pastos cercanos.
El equipo enfrentó muchas dificultades al principio, pero ahora el panel está funcionando con éxito.

 
En todo el mundo, el uso de energías renovables como la solar y la eólica está aumentando a medida que disminuyen los costos.

 

Esto no solo contribuye a la reducción de los gases de efecto invernadero, que es positivo para la lucha contra el cambio climático, sino que también satisface la necesidad de energía de las comunidades vulnerables como la de Chullpia, que aún carecen de estas instalaciones debido a los altos costos y la falta de infraestructura. La tecnología solar permite que la comunidad prospere mientras vive en armonía con la naturaleza. (Fuente: Noticias ONU / Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo)

Pin It on Pinterest

Share This