Unos ingenieros han desarrollado un sistema de carga por contacto en el suelo para autobuses eléctricos. El sistema, que está integrado en el propio asfalto, permite una carga ultrarrápida, eficaz y segura del autobús eléctrico mediante contacto directo durante las paradas. De esta manera, las unidades disponen de un suministro eléctrico en ruta para aguantar la jornada completa sin pasar por cocheras.
El sistema es obra de expertos de Endesa, Alstom, Mansel y la Universidad de Málaga (UMA) en España.
La participación de la Universidad de Málaga en este proyecto ha sido liderada por el profesor e investigador del área de Ingeniería Eléctrica de la UMA, José Antonio Aguado, que ha colaborado con el consorcio de compañías que participan en el proyecto, tanto en el desarrollo de las tecnologías necesarias, como en las pruebas del prototipo.
Asimismo, también colabora la EMT Málaga, que participa en el desarrollo del proyecto, cuyas primeras dos unidades de autobús han hecho recientemente una demostración real en el Campus, completando sus cargas entre 2 y 3 minutos.
El sistema ha cuidado además la integración de los cargadores en el paisaje urbano, al no añadir obstáculos a la circulación habitual del tráfico.

 

 

También se ha desarrollado un sistema de monitorización avanzado de la red eléctrica de distribución de media y baja tensión a través de un centro de transformación automatizado.
El objetivo de esta iniciativa es duplicar la autonomía de los autobuses sin variar los tiempos de espera de los pasajeros, con el consiguiente avance en la innovación tecnológica que rodea a la movilidad eléctrica. (Fuente: UMA / Fundación Descubre)

Pin It on Pinterest

Share This