La prevalencia de la enfermedad del hígado graso no alcohólico en Europa es una epidemia prevenible, los principales investigadores informarán en la Cumbre de la EASL sobre la enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA) 2019 que tendrá lugar esta semana en Sevilla, España.

 

Más de la mitad de los adultos y un tercio de los niños en Europa están clasificados como obesos o con sobrepeso, y la mayor proporción proviene de grupos socioeconómicos más bajos donde prevalece la EHGNA.

 

EHGNA es la acumulación de exceso de grasa en el hígado y ahora es la causa más común de enfermedad hepática en los países occidentales debido al rápido aumento en los niveles de obesidad y diabetes tipo 2. Es un importante problema de salud europeo que produce cirrosis hepática y cáncer de hígado, así como grandes incrementos en las enfermedades cardiovasculares y los cánceres no hepáticos.

 

La falta de actividad física y el consumo excesivo de calorías conducen al aumento de peso y a la acumulación de grasa, que desempeña un papel importante en el desarrollo y la progresión de la EHGNA.

 

“Hemos llegado a un punto de inflexión con la obesidad y la EHGNA, y los responsables políticos necesitan tomar con urgencia una acción rápida para revertir la creciente epidemia”. La obesidad es la respuesta normal a un entorno anormal y solo puede atacarse abordando los múltiples factores físicos, sociales y económicos que conducen a la obesidad en la sociedad”, declaró Philip N. Newsome, Secretario General de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL) y también Director del Centro de Investigación del Hígado y Gastrointestinal, y Profesor de Hepatología en la Universidad de Birmingham.

 

 

Existe una gran necesidad de mejorar las herramientas de diagnóstico para la EHGNA, y EASL está apoyando activamente varios de estos proyectos de investigación.

 

“Mientras tanto, debemos educar a los profesionales de la salud sobre cómo hacer diagnósticos tempranos e implementar intervenciones que puedan prevenir la progresión a una enfermedad más avanzada. También necesitamos facultar a los pacientes para que sepan qué pasos pueden tomar para reducir su propio riesgo”.

 

“Está claro que muchas de las causas de la EHGNA: el comportamiento sedentario, el consumo excesivo de calorías y una dieta deficiente son evitables.

 

Si queremos reducir la incidencia de la obesidad y la EHGNA, debemos repensar significativamente las regulaciones sobre la venta y comercialización de productos azucarados”, concluye Newsome.

 

Las bebidas endulzadas con azúcar (SSB) son una de las mayores fuentes de azúcar agregado con poco, si es que tienen, valor nutricional. En consecuencia, el consumo de SSB es ahora una de las principales causas de obesidad infantil y adulta, y está asociado con la EHGNA y un mayor daño hepático.

 

EASL ha estado abogando firmemente por la introducción de medidas fiscales para desalentar el consumo de SSB y por la legislación para garantizar que la industria alimentaria mejore el etiquetado y la composición de los alimentos procesados.

 

Helena Cortez-Pinto, Consejera de Política de la EASL en EU y profesora de la Facultad de Medicina de Lisboa:

 

“En toda la Región Europea de la OMS, los niños están expuestos regularmente a una comercialización que promueve alimentos y bebidas con alto contenido calórico, grasas saturadas, ácidos grasos trans, azúcar o sal agregadas. Se ha demostrado que los anuncios de alimentos y bebidas, y en particular los que se incluyen en los programas de televisión para niños, las redes digitales y las redes sociales, impulsan el consumo de bebidas y alimentos con alto contenido calórico y bajo en nutrientes. EASL ha argumentado que la política de salud pública debe incluir restricciones en la publicidad y comercialización a los niños de SSB y alimentos procesados industrialmente con alto contenido de grasas saturadas, azúcar y sal”.

 

Los investigadores de la Cumbre EHGNA también escucharán sobre soluciones que incluyen la promoción de una mejor dieta y actividad física. El International Liver CongressTM anual de la EASL que tendrá lugar en Londres del 15 al 19 de abril de 2020 tendrá como tema “Un hígado sano para una persona sana”.

 

“La alimentación saludable es un paso importante en la dirección correcta, pero esto debe estar respaldado por medidas fiscales de los gobiernos para alentar el cambio de comportamiento”.

 

“La dieta mediterránea, caracterizada por una alta ingesta de aceite de oliva, nueces, frutas, verduras y pescado, y una baja ingesta de carne roja y procesada y azúcar agregado, es una solución efectiva y beneficiosa en el tratamiento y también en la prevención de la EHGNA”, concluye la Prof. Cortez-Pinto. (Fuente: European Association for the Study of the Liver)

Pin It on Pinterest

Share This