Las quemaduras involucran daños en la dermis que suelen manifestarse a través del enrojecimiento, hinchazón y ardor. Asimismo, si son más graves, producen ampollas, piel brillante y blanca o daños en los huesos y las articulaciones. En este caso, ofreceremos algunos remedios para calmar el ardor de las quemaduras leves.

Los casos de quemaduras graves deben ser atendidos por un médico. No hay que ignorar que su manejo debe ser profesional, ya que acarrean un alto riesgo de infecciones, pérdida de líquidos y otras complicaciones potencialmente fatales.

1. Miel de abejas

miel de abejas para calmar el ardor de las quemaduras

Por su alto contenido de antioxidantes y nutrientes, la miel de abejas es uno de los mejores remedios caseros para calmar las quemaduras.

Sin lugar a dudas, la miel de abejas es uno de los mejores aliados para calmar el ardor de las quemaduras. Debido a sus propiedades antiinflamatorias e hidratantes, favorece el alivio de este tipo de lesionescuando son superficiales. Asimismo, tiene propiedades antifúngicas y antimicrobianas que reducen el riesgo de infección.

2. Tomate

La aplicación tópica de pulpa de tomate produce un efecto refrescante que calma el ardor de las quemaduras. Además, gracias a su contenido de licopeno, vitamina A y C y agua, es un excelente aliado para estimular la regeneración de la piel dañada.

3. Aceite esencial de lavanda

aceite de lavanda

Una pequeña cantidad de aceite esencial de lavanda ayuda a refrescar la piel para disminuir el ardor que producen las quemaduras.

El aceite esencial de lavanda es muy beneficioso para la salud de la piel. Si bien suele emplearse por su efecto aromático, también es útil para lesiones como las quemaduras y heridas superficiales. Sus propiedades calmantes y analgésicas aumentan la sensación de alivio ante síntomas como el ardor e hinchazón.

4. Harina de avena

La harina de avena es uno de los mejores productos naturales para calmar el ardor de las quemaduras. De hecho, debido a su efecto hidratante y restaurador, es idóneo para acelerar la recuperación de la piel ante las lesiones. Su aplicación tópica ayuda a mantener la dermis hidratada y libre de molestias como la picazón y descamación.

5. Té negro

Té negro.

El té negro contiene antioxidantes y ácidos naturales que ayudan a reparar la piel lesionada por las quemaduras. Además es refrescante.

Por su contenido de ácido tánico, las bolsitas de té negro resultan útiles para el manejo de las quemaduras menores. Su aplicación externa calma la sensación de ardor y estimula la regeneración de la piel afectada. Incluso, disminuye la hinchazón y las cicatrices.

Pin It on Pinterest

Share This