Científicos de la NASA han examinado los datos de dos sondas lanzadas con dirección al Sol en 1970 en las que encontraron manchas solares parecidas a lámparas de lava con un tamaño 500 veces mayor que el de la Tierra.

Las manchas solares empezaron a estudiarse a principios del año 2000, pero su origen e impacto de estas en el SOçol siguen siendo poco claros.

Hasta hace poco las pocas imágenes que tienen los científicos de las manchas solares provenían de los satélites de Tierra, mismas que fueron detectadas cuando estas “burbujas” caen sobre el campo magnético de nuestro planeta.

Gracias a las sondas Helios 1 y Helios 2, los investigadores lograron observar las manchas en medida que aparecían, que según los científicos estas aparecen por lo menos una vez cada dos horas y que son más calientes y densas que el resto de las corrientes comunes del llamado “viento solar”.

Los investigadores aún desconocen el por qué estas aparecen, sin embargo las lecturas del campo magnético de la Tierra indican que su origen puede deberse al mismo tiempo que las explosiones que desatan las tormentas solares.

Fuente: tiempo.com.mx

Pin It on Pinterest

Share This