Hoy, 15 de abril, el mundo entero celebra El DÍA INTERNACIONAL DEL CICLIST, y Green Area participará en la celebración de este Día Mundial a través de este artículo, que ilustra la importancia de usar bicicletas para preservar este planeta verde.

El cambio climático que sufre nuestro planeta es el principal desafío para el desarrollo sostenible en este siglo XXI. El transporte de personas hoy en día es la principal razón de consumo de petróleo en el mundo, la fuente de emisiones de CO2 ha crecido exponencialmente y lo más preocupante es que el 30% de las emisiones de nuestros vehículos son gases de efecto invernadero.

De ahí, que la Bicicleta ha sido la respuesta en un sinnúmero de ciudades del mundo, donde le apuestan al desarrollo urbano sustentable bajo postulados de la planificación urbana desde una perspectiva integradora, como es el caso de: Amsterdam (Holanda), Copenhague (Dinamarca), Estocolmo (Suecia) y Curitiba (Brasil), en donde un gran porcentaje de sus habitantes se movilizan a través de este medio alternativo. Las experiencias en Colombia, en ciudades como Bogotá son satisfactorias ya que cuentan con más de 300 kilómetros de ciclorutas y cerca de un 8% de la población utiliza la bicicleta como medio de transporte.

1492597206_380355_1492597336_noticia_normal-1080x675

Cada día, más personas y más países se suman a utilizar la bicicleta como vía de transporte, 

featured-image-index

¿Por qué moverse en bicicleta?

Este 3 de junio celebramos, por primera vez en las Naciones Unidas, el Día Mundial de la Bicicleta.

  • La bicleta es un medio de transporte sostenible, sencillo, asequible, fiable, limpio y ecológico que contribuye a la gestión ambiental y beneficia la salud
  • La bici puede servir como instrumento para el desarrollo, no solo como medio de transporte, sino también al facilitar el acceso a la educación, la atención de la salud y el deporte.
  • La relación entre la bicicleta y su usuario fomenta la creatividad y la participación social; asimismo, permite al ciclista conocer de primera mano el entorno local.
  • Es un símbolo del transporte sostenible y transmite un mensaje positivo para fomentar el consumo y la producción sostenibles; además, repercute beneficiosamente en el clima.

 

Ventajas para el cuidado del medio ambiente

Una ciudad con alta circulación de bicicletas por sus calles es, definitivamente, una ciudad amigable con el medio ambiente, pues lo ayuda a reducir los niveles de contaminación ambiental y sus niveles de monóxido y dióxido de carbono, hidrocarburos y otras partículas que favorecen la contaminación del aire.

Gracias a estos beneficios es que muchas ciudades en el mundo le apuntan al uso masivo de la bicicleta como alternativa para la movilización de personas. En ciudades como Santiago de Chile, Bogotá, Río de Janeiro, Lima y Medellín, los gobiernos promueven programas de desarrollo de políticas públicas que favorezcan la conducción de bicicletas, como la construcción de ciclorrutas, alquiler de bicicletas públicas y otros novedosos proyectos que han logrado un aumento significativo del uso de los vehículos de dos ruedas en el continente.

El transporte en bicicleta es una práctica totalmente ecológica porque promueve la disminución de la misión de gases tóxicos para el ambiente y la adopción de estilos de vida saludables para las personas

Pin It on Pinterest

Share This