La higiene de los dientes es un tema importante para muchas personas. Los dientes son una parte muy prominente de la cara de las personas, y pueden causar una impresión muy duradera en los demás.

Como siempre, existen los remedios químicos y los naturales, los que elaboramos con ingredientes naturales que con frecuencia tenemos en casa. Los remedios naturales suelen ser más asequibles y tienen la ventaja añadida de saber exactamente qué ingredientes estás utilizando.

Estos son algunos métodos muy efectivos para blanquear tus dientes con ingredientes que probablemente ya tienes en casa.

cepillar dientes

Plátano

Entre algunos de los componentes del plátano se encuentran el potasio y el magnesio, que absorben agentes maliciosos, como el sarro, que genera el color amarillo en los dientes. La mejor forma de usar el plátano para limpiar tus dientes es pasándote el interior de la concha por la todos tus dientes después de haberlos lavado. Luego enjuaga.

Una buena sugerencia sería que repitas el proceso cada tres días.

Fresas

Las manchas en los dientes que generan el café, el té o los colorantes pueden ser fácilmente disueltas por el ácido presente en las fresas. Si quieres probar, te sugerimos frotar el puré que resulta de moler 3 fresas. Aplícalo durante 5 minutos. No repitas este procedimiento a diario, ya que el ácido podría desgastar el esmalte de los dientes.

Aceite de coco

Los componentes del aceite de coco se adhieren a las impurezas y las reacciones químicas naturales, que se disuelven con la saliva acaban con la acumulación de la placa dental. La mejor manera de usar este método es derritiendo un poco de aceite de coco y mezclarlo con tu pasta de dientes usual para lavar como de costumbre.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio está compuesto por ácidos que regulan el pH, lo cual podría prevenir infecciones de bacterias y combatir la coloración dental. Puedes aplicarlo como un exfoliante, aplícalo durante 5 minutos y enjuaga. Repite una vez por semana.

Agua oxigenada

El agua oxigenada te ayuda a combatir el mal aliento, las infecciones bucales y además blanquea los dientes. Puedes usarlo como enjuague bucal haciendo burbujas por un minuto y luego lavar normalmente los dientes con pasta dental.

Pin It on Pinterest

Share This