¡Dos recetas sencillas y naturales que dejarán tus dientes como nuevos!

La eliminación del sarro, es una de las consultas más comunes al dentista, y no es para menos. Además de ser estéticamente bastante desagradable, también trae problemas de salud bucal.

Pero claro, sabemos que te cuesta tomar la decisión de ir al odontólogo. Aunque no debes dejar de hacerlo (pues es importante un chequeo cada cierto tiempo para corroborar que tu salud bucal esté perfecta), la buena noticia es que puedes curar en sarro en casa.

TAN SOLO NECESITAS CONOCER ESTOS DOS REMEDIOS CASEROS, Y ELEGIR ES QUE TE PAREZCA MEJOR. ¡DISFRUTA DE UNA BOCA BLANCA Y SANA!

1. Lima y girasol

Para este remedio necesitas:

  • Jugo de 2 limas.

  • 2 semillas de girasol pulverizadas.

  • 2 vasos de agua

Para realizar este remedio, basta con mezclar todos los ingredientes.

Luego, se aplica de forma uniforme sobre los dientes, prestándole particular atención a la zona más cercana a las encías.

Usa la mezcla para hacerte largos cepillados dentales (de al menos 5 minutos) dos veces al mes para ver grandes resultados.

2. Harina de cáscara de nuez

En este caso necesitas:

  • 60 gramos de harina de cáscara de nuez.

  • 1/2 litro de agua.

Esta harina se consigue en distintas dietéticas, pero no es más que cáscara de nuez pulverizada. Por lo tanto, si te gusta reciclar (¡Y comer ricas nueces!) puedes hacerlo tú mismo.

Una vez que tienes listo el polvo, mézclalo con el agua hasta que quede bien disuelto.

Luego, pon la preparación en el fuego. Déjala hervir durante 10 minutos, a fuego lento, revolviendo todo el tiempo

Luego, deja enfriar la mezcla y úsala como pasta dental, nuevamente en largos cepillados de al menos 5 minutos. Usa la preparación dos veces al mes.

Por supuesto, el resto de los días lava muy bien tus dientes, utiliza enjuague bucal y usa hilo dental para tener una sonrisa radiante todo el año.

Pin It on Pinterest

Share This