Quizás no comemos tan natural como quisiéramos, o sentimos estrés, que también afecta nuestra salud. Y esa falta de conexión puede verse hacia afuera y hacernos sentir incómodos con la figura que nos devuelve el espejo.

Para hacer este método de origen japonés solo necesitas una toalla o frazada pequeña que tendrás que hacer un rollito y amarrar con una cinta.

Se trata de un estiramiento que ayuda a alargar el arco entre la cintura y la cadera, y también a remover la grasa acumulada.

¿Cómo se hace?

  • Recuéstate en el suelo mirando hacia arriba.

  • Toma la toalla enrollada y colócala debajo de tu cintura.

  • Lleva tus brazos estirados hacia arriba de tu cabeza.

  • Separa un poco tus rodillas y haz que las puntas de tus pies se toquen entre sí.

Es preciso hacer este ejercicio todos los días, y dedicarle de 10 a 15 minutos. También puedes hacerlo boca abajo, con los brazos y piernas en la misma posición.

Si notas alguna molestia, no continúes. Es importante que registres y escuches a tu cuerpo para evitar cualquier inconveniente. Si tienes dudas, consulta con tu médico y/o profesional de confianza.

Otros consejos para reducir tu cintura

  • Chequea tu dieta. Evita las comidas con grandes cantidades de grasas y/o azúcares. Suma proteínas y fibra, y evita los alimentos procesados.

  • Cuida tu consumo de sal, ya que puede producirte retención de líquidos.

  • Elimina los refrescos, especialmente los gaseosos.

  • Si quieres hacer ejercicios, concéntrate en los oblicuos, que son los músculos laterales. Trabajarlos te ayudará a definir y afinar la cintura. Si refuerzas tus hombros, también te ayudará a ver tu cintura más pequeña.

  • No olvides la actitud. Una buena postura es la clave para verse mejor. 

Pin It on Pinterest

Share This